Copa Libertadores: River logró un agónico empate en Curitiba, y buscará cerrar la serie de local

El conjunto de Marcelo Gallardo mereció mucho más ante un diezmado Athletico Paranaense, pero recién logró el empate 1-1 en el final del encuentro. La serie se define en Avellaneda el próximo martes.

En el siempre difícil césped artificial del Arena da Baixada, River fue muy superior a un diezmado Athletico Paranaense, y terminó logrando un agónico empate 1-1 sobre el final, en la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

Se vio un River muy intenso en los primeros minutos, dueño de la pelota y de las iniciativas, pero falto de resolución a la hora de pisar el área. Lo tuvieron Rafael Santos Borré, Nacho Fernández y Matías Suárez, pero las malas definiciones derivaron en la no apertura del marcador.

En el arranque, también, avisó Paranaense, con un remate de un solitario Richard que tiró la pelota por encima del travesaño a pesar de llegar con facilidad al área. De ser gol, la jugada posiblemente hubiera sido anulada por el VAR por una mano previa.

Para el complemento, el equipo argentino repitió la actitud y generó algunas ocasiones, pero volvió a mostrarse errático a la hora de la definición. Encima, en una de las pocas réplicas, Bissoli abrió la cuenta con un remate desde afuera del área.

Una desatención defensiva del fondo “millonario” fue letal para que Paranaense lastimara a River en una de las pocas situaciones claras que generó.

Enseguida, Marcelo Gallardo movió el banco de suplentes, y la entrada de Jorge Carrascal por Nicolás De La Cruz le dio otra dinámica al equipo. Con la expulsión por doble amarilla de Reinaldo, el encuentro pasó a ser dominado de forma absoluta por la visita.

En este marco, el equipo argentino comenzó a llegar por todos lados, aunque siempre fallando en ese último toque, y de tanto ir, recién en tiempo cumplido, llegó la igualdad con un cabezazo de Paulo Díaz (había tenido dos clarísimas antes).

Por la vía aérea, antes Carrascal había explotado el travesaño, y ya tras el 1-1, Santiago Sosa mandó por encima del parante un centro de Nacho Fernández.

Fue un empate con sabor agridulce para un River que mereció muchísimo más, pero que podrá cerrar la serie la semana próxima de local en el estadio de Independiente, en donde un triunfo lo depositará en los cuartos de final de la Copa Libertadores de América.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO